CBD para ansiedad y depresión: efectividad, usos y más

El CBD para ansiedad y depresión se ha convertido en una alternativa prometedora para todas las personas alrededor del mundo. Estas enfermedades son muy comunes y sus efectos pueden ser realmente devastadores a nivel psicológico. El CBD puede cambiar esto gracias a su efecto positivo sobre el sistema nervioso central.

Ansiedad y Depresión

Se encuentran entre las enfermedades más comunes del mundo, a pesar de que no todos los pacientes son diagnosticados. Pueden producirse por múltiples razones, la gran mayoría de ellas a nivel emocional. Aunque comparten algunas causas y efectos es fundamental que sepas diferenciar una de la otra, a continuación se explica cada una con detalle.

Ansiedad

Es un exceso de miedo o preocupación ante determinadas situaciones. Puede generar afecciones en tu cuerpo como sudoración, taquicardia, cansancio, falta de respiración, entre otros.

Sus principales causas son la acumulación del estrés, situaciones intensas, inconformidad con tu propia vida, predisposición biológica y muchas más.

CBD para la ansiedad y la depresión

Depresión

Se presenta como un trastorno mental que produce la disminución de las funciones psíquicas. Sus principales síntomas son: decaimiento físico y anímico, pérdida de interés, problemas de autoestima, tristeza permanente, por nombrar algunos.

La depresión aparece ante situaciones psicosociales que generan alteraciones en los neurotransmisores como mecanismo de defensa psicológico. El estrés, trabajo, vida amorosa, familiar, enfermedades, son algunas de las circunstancias que pueden generar la aparición de esta afección.

¿Cómo funciona el CBD?

El CBD genera un impacto sobre los receptores del sistema endocannabinoide, por lo que puede regular algunos aspectos claves de tu comportamiento. Está demostrado que utilizar esta sustancia produce un efecto relajante y desinflamatorio, por lo cual es ideal para tranquilizar al paciente.

El CBD incrementa la producción de serotonina y anandamida hormonas responsables de regular las emociones como la alegría y la preocupación. Se ha demostrado ser eficiente para reducir la memoria del miedo, el estrés e incluso generar una sensación de alivio. Para probar su eficiencia puedes comprarlos al hacer clic aquí.

Beneficios del CBD

Cuando se utiliza el CBD como parte del tratamiento para combatir la ansiedad y la depresión, puedes estar seguro que tendrá un efecto muy positivo. El CBD te brindará los siguientes beneficios.

  • Por lo general, los medicamentos tradicionales contra la ansiedad y la depresión resultan adictivos y generan fuertes efectos secundarios. En el caso del CBD, estos son mínimos porque es de origen natural.
  • El CBD no produce efecto psicoactivo, por lo que puedes utilizarlo tranquilamente.
  • Permite restaurar el control sobre tu comportamiento.
  • Los medicamentos tradicionales permanecen más tiempo en tu organismo y pueden producir otras enfermedades.
  • Produce un efecto relajante y reduce la inflamación en los órganos del cuerpo disminuyendo los efectos de estas enfermedades.

Aun cuando esta sustancia se encuentra en estudio para determinar sus efectos positivos y negativos sobre el organismo, ha demostrado ser beneficiosa para luchar contra estas enfermedades. Amplía esta información en El cannabidiol CBD y sus múltiples beneficios.

Algunos estudios sobre el efecto del CBD para ansiedad y depresión

Existen una variedad de estudios sobre el efecto que posee el CBD en el tratamiento de la ansiedad y la depresión. Los más destacados son los siguientes.

  • Un estudio realizado en el año 2006 sobre el consumo diario u ocasional de CBD, demostró que estos individuos presentaban una disminución en los síntomas depresivos. Dado que el CBD ha demostrado ser efectivo para estabilizar el estado de ánimo de sus consumidores, su uso resulta positivo para el tratamiento de estas afecciones.
  • En el año 2010 un estudio en ratones, comprobó que el CBD produce un efecto positivo sobre la actividad física y la motivación. Aquí se concluyó que puede funcionar como antidepresivo similar a la imipramina.
  • En 2011 se llevó a cabo un estudio sobre el rol del sistema endocannabinoide (SEC) en la depresión. En efecto, se descubrió que al fallar el SEC es común la aparición de esta afección, por lo cual el CBD resulta positivo al regular los receptores

CBD para la ansiedad y la depresión

Formas de tomar el CBD

Gracias al auge del que disfruta en la actualidad, es posible encontrarlo en muchas formas y presentaciones. Esto hace que se adapte fácilmente a tus hábitos diarios.

  • Píldoras o cápsulas, son ideales para tratamientos de condiciones prolongadas como convulsiones, trastornos digestivos, ansiedad, depresión, bipolaridad, entre otros. Su efecto no es inmediato.
  • Aceites, ideales si no te gustan las píldoras y buscas un efecto rápido. No existe una dosis establecida.
  • Comestibles, es una forma muy cómoda y discreta de consumir el CBD. Puede incorporarse en alimentos horneados o dulces.
  • Vapeador, también conocido como vaporizador, por esta vía obtendrás efectos inmediatos, es primordial que prestes atención al etiquetado del producto para determinar la cantidad de CBD que estas ingiriendo.
  • Cosméticos, su uso es externo y está orientado principalmente al tratamiento de dolores o problemas relacionados con la piel.

Las dosis recomendadas son producto de análisis e incluso pruebas de tolerancia. Por esta razón, lo más prudente es consultar a un médico especialista en el consumo de la sustancia para que determinen la cantidad adecuada para tu organismo.

Aun cuando los efectos secundarios no son graves, pueden resultar molestos y si excedes la dosis recomendada serán aún más intensos.

¿Es seguro el uso de CBD?

En estos momentos, existe un gran auge del mercado de CBD alrededor del mundo, por ello, es fundamental que te cuestiones su uso. De acuerdo con múltiples expertos, los estudios en torno a los efectos tanto positivos como negativos que puede tener esta sustancia aún son insuficientes.

La gran preocupación radica es determinar si el CBD que estás comprando es real o un engaño. Debido al crecimiento del consumo de estos productos, han surgido muchos inconvenientes asociados con su extracción, producción y distribución.

Muchos productores están etiquetando los productos con información errónea, tanto en los ingredientes como en la concentración de los mismos.

Otro caso muy común es encontrar productos que dicen contener CBD y en realidad no es así. De allí, surge en gran parte la preocupación sobre la seguridad del uso del CBD.

En resumen, si el productor es responsable y de trayectoria, el consumo de CBD no representa ningún riesgo más allá de algunos efectos secundarios menores.

Deja un comentario