Cultivo de CBD interior, conoce todo lo necesario aquí

Para realizar el cultivo de CBD interior es necesario que cuentes con un área especialmente acondicionada. El proceso de crecimiento del cannabis cumple varias fases y en cada una de ellas presenta requerimientos particulares para obtener una planta saludable y fuerte.

Uso terapéutico

Antes de entrar en materia sobre el cultivo de CBD en interiores, es esencial que conozcas los principales beneficios terapéuticos que aporta para el organismo.

La planta cannabis cuenta con una mala reputación debido a ciertos componentes que tienen propiedades psicoactivas, como por ejemplo el THC. Sin embargo, el CBD no posee estas características, por ello su consumo no genera ningún tipo de adicción.

Si deseas comprar productos con CBD de la mejor calidad, puedes conseguirlos haciendo clic aquí.

En la actualidad, existen múltiples estudios en torno a los efectos terapéuticos que aporta el consumo de CBD, tanto para tratamientos como a nivel de prevención. Sus principales usos son:

  • Dolor crónico
  • Fibromialgia
  • Estrés y ansiedad
  • Problemas de sueño
  • Artritis y artrosis
  • Depresión
  • Alzheimer
  • Esclerosis múltiple
  • Esquizofrenia
  • Diabetes
  • Glaucoma
  • Enfermedades de la piel asociadas con inflamaciones
  • Epilepsia
  • Parkinson
  • VIH/Sida
  • Cáncer
  • Enfermedades inflamatorias

Gracias a sus efectos antioxidantes, analgésicos, antiinflamatorios, ansiolíticos, anticonvulsionantes, antitumorales y muchos otros, ha despertado el interés de científicos y consumidores en todo el mundo.

Ventajas de cultivar CBD en interior

Cultivar plantas de cannabis en interior trae consigo un conjunto de ventajas, entre las que destacan:

  • Puedes controlar las condiciones del ambiente en beneficio de los resultados.
  • Es más fácil proteger las plantas de las plagas.
  • Es posible organizar tus cultivos para producir durante todo el año.
  • La inversión inicial puede resultar elevada, sin embargo obtendrás un alto rendimiento con las cosechas.

Estos son solo algunos de los beneficios que puedes obtener al iniciar tu propia cosecha de CBD en casa. Tal vez te parezca difícil de lograr, pero a continuación conocerás todo lo necesario para hacerlo posible. Encuentra más información al respecto en El cannabidiol CBD y sus múltiples beneficios.

Cultivo de CBD interior

Mejores semillas para cultivo de CBD interior

Antes de empezar a cultivar CBD en tu casa, es necesario que tomes en cuenta las variedades de plantas adecuadas para este ambiente. Existe una gran cantidad de semillas, de acuerdo con las características que resultarán para cada planta.

Para cultivos en interior lo ideal es contar con semillas de crecimiento controlado, de ciclos cortos y, en general, de mayor producción de acuerdo con las condiciones internas.

Algunas de las mejores semillas para cultivo en interior son:

  • Feminizada
    • Mr. Hide without THC
    • Genehtik medizinal CBD
    • Positronics jack diesel CBD
    • Free soul criticona CBD
    • World of seeds cbd tonic
    • Medical seeds OG Kush CBD
  • Autoflorecientes
    • Royal Queen Solomatic CBD
    • Sweet seeds sweet nurse CBD
    • Royal Queen Stress Killer CBD
    • Dinafem critical + CBD
    • Sweet seeds honey peach

Existen muchas otras opciones de semillas para cultivo de CBD en interior, sin embargo de esta selección podrás obtener excelentes resultados tanto en concentración como producción.

Cultivo de CBD interior

Condiciones necesarias para cultivar cannabis

La planta cannabis, al igual que cualquier otra, requiere ciertas condiciones específicas para garantizar su crecimiento saludable y óptimo.

  • Iluminación: la planta necesita recibir 18 horas de luz cuando se encuentra en crecimiento y al menos 12 para la floración.
  • Riego: depende de factores como el contenedor y la edad de la planta. Si el envase es grande, la hidratación será menos frecuente. Las plantas en crecimiento consumen menor cantidad de agua, pero durante la floración demandan riegos abundantes y constantes.
  • Tierra: debe ser esponjosa, ligera y que no se compacte, además de contar con una buena capacidad de drenaje.
  • Ventilación: indispensable para que la planta pueda contar con los niveles de humedad acordes con sus necesidades.
  • Temperatura: idealmente debe oscilar entre los 22 y 24 grados centígrados, con un diferencial estimado de 2 a 5 para el día y la noche.

Espacio para cultivar CBD en interiores

La habitación para el cultivo de CBD en interiores en realidad no requiere de complejas instalaciones o grandes reformas, simplemente debes asegurarte de cumplir con lo siguiente:

  • Pintar las paredes de blanco o forrar el espacio de crecimiento con plástico mylar reflectante.
  • Dispone una mesa elevada para ubicar las macetas allí, facilitando el riego y la revisión de la planta.
  • Asegurar una fuente de agua.
  • Habilitar un sistema de ventilación con filtros de carbón activo, ozonizadores y ambientadores. Esto es lo más complicado de montar tu habitación de crecimiento.
  • La fuente de luz debe colgar del techo para que se distribuya de forma cenital. Dependiendo del tamaño de la habitación, tal vez sea suficiente uno o dos kits de iluminación.
  • Termómetro para monitorear la temperatura de la habitación.
  • Armario para guardar los insumos que puedas necesitar.

Si no cuentas con la habitación o no deseas destinar una exclusivamente a esta actividad, también puedes adquirir un armario de cultivo. Por lo general, utilizan los mismos componentes que las habitaciones de crecimiento.

Cultivo de CBD interior

Fases del cultivo

Luego de contar con el espacio y haber comprado las semillas, es el momento de iniciar con el cultivo de CBD en el interior, para lo cual deberás cumplir con las siguientes fases:

Germinación

Puedes colocar las semillas en papel húmedo o directamente en el sustrato con un germinador. Una vez que la planta tenga sus primeras hojas, es necesario que las coloques en una maceta y luego las traslades a la habitación de crecimiento o armario de cultivo.

Crecimiento

En esta fase las plantas requieren de ciertas condiciones (mencionadas anteriormente). Además, deberás incorporar fertilizantes de crecimiento en cada riego. Esto puede demorar algunas semanas.

Floración

Suele iniciar entre la sexta y octava semana. Aparecerán unas pre-flores en las ramas, con esto se inicia la fase. Ahora debes reemplazar el fertilizante de crecimiento por uno de floración.

Cosecha

Cuando las flores se tornan de color púrpura o quizás ámbar, puedes proceder a cosecharlas. De acuerdo con el momento de recolección, pueden producirse sabores e intensidades distintas.

Finalmente, con las flores de cannabis extraídas, deberás realizar un proceso conocido como manicurado y secado. Consiste en retirar todas las hojas y ramas sin cogollo, luego se procede a dejar secando en una habitación oscura y ventilada, entonces ya cuentas con la materia prima del CBD.

Deja un comentario